España

Report Year:   
2010 - TIC y sustentabilidad ambiental
Authors: 
Leandro Navarro
Authors: 
David Franquesa
Organization: 
Pangea; Tecnologia per Tothom (TxT)

 

Introducción
 
El nivel de penetración de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en la sociedad española es muy alto y representa el 4,61% del producto interno bruto del país (PIB). Según las estadísticas oficiales, el 57% de los hogares tiene un ordenador y el 39% tiene acceso a Internet, mientras que el 94% de las empresas están conectadas a Internet.1 La penetración de la telefonía móvil en el cuarto trimestre de 2009 [2] fue de un 109,1%. En otras palabras, hay más líneas de telefonía móvil (51 millones) que habitantes (46 millones). España cuenta con un marco legislativo amplio, pero una larga y desigual práctica de gestión de la basura electrónica (Residuos de Aparatos Eléctricos o Electrónicos: RAEE o e-waste). El tema de las TIC y el cambio climático, sin embargo, está todavía en su infancia. 
 
Contexto político y marco legislativo
 
El Real Decreto 208/2005, que adapta la Directiva 2002/96/CE de la UE sobre e-waste en la legislación nacional, establece las responsabilidades de los fabricantes e importadores de las TIC en este sentido. Los acuerdos internacionales suscritos por España en relación con la importación y exportación de residuos peligrosos son el Convenio de Basilea (1989) con la Enmienda de Prohibición (1995), el Protocolo del Convenio de Londres (1996), el Convenio de Rotterdam (1998), y el Convenio de Estocolmo (2001). La organización Basel Action Network (BAN) califica el compromiso de España para hacer cumplir estos acuerdos como excelente. Hay sanciones muy importantes para el vertido de residuos peligrosos, que puedan causar graves daños ambientales, o por la ocultación de datos relevantes, con multas que van desde 30.000 Euros hasta 1,2 millones de Euros.

El Sistema Nacional Integrado de Residuos (PNIR) 2007-2015 establece medidas para el fomento de la reutilización "Se establecerán medidas encaminadas a facilitar la reutilización de elementos y componentes de los RAEE"4 . Aunque el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino declaró que se elaborará y publicará un manual para la Reutilización del e-waste antes de 2009, hasta la fecha no se ha publicado y el ministerio no ha hecho progresos significativos en la priorización de este tema.

Política de e-waste y práctica

El borrador del proyecto de ley sobre una economía sostenible, tal como fue aprobado por el Gobierno y sometido a debate en el Parlamento español en la primavera de 2010,5 menciona (en el artículo 3.5) la importancia de promover el tratamiento de residuos. De acuerdo con el proyecto de ley, el Gobierno debe adoptar políticas que combinen el desarrollo económico con la minimización de residuos. En el artículo 33, "La sostenibilidad en la gestión de las empresas públicas", establece los criterios de adjudicación de contratos del sector público, que incluyen prácticas adecuadas de gestión de residuos y el uso de materiales reciclados y reutilizados. Se dedican dos artículos a la gestión de los residuos en el Título III "Sostenibilidad Ambiental". El artículo 93 "El aumento de la deducción de la inversión ambiental" se refiere a la modificación de la Ley del Impuesto de Sociedades para la deducción por inversiones en la reducción, recuperación o tratamiento de residuos industriales en general. El artículo 108: “Fines comunes de las políticas públicas para un medio urbano sostenible”, estipula que el gobierno formulará y desarrollará políticas de apoyo a un entorno urbano sostenible, así como promoverá servicios más eficientes en la gestión de residuos. También incluye una serie de controvertidas reformas legales para permitir el bloqueo de sitios web que facilitan la descarga no autorizada de contenidos con copyright. Esto ha suscitado críticas, dado que la legislación para una economía sostenible modifica la ley de propiedad intelectual, y sin embargo no trata o ayuda en el actual proceso de desmaterialización.6
Los Sistemas Integrados de Gestión (SIG) gestionan la basura electrónica. Sin embargo, este sistema no considera la reutilización, sino que sólo se ocupa del reciclaje. Por ejemplo, la Fundación ECOTIC, líder español en el tratamiento de basura electrónica, que trabaja con más de 400 empresas, recogió en toda España en 2008 un total de 47.052 toneladas de basura electrónica - un incremento del 51,5% respecto a 2007 - incluyendo 4,520  toneladas de residuos de las TIC. Sin embargo, ECOTIC sólo hace reciclaje, y en su informe anual de 2008 la palabra "reutilización" no aparece.7

La ausencia de estudios y normas sobre cómo medir los beneficios de las TIC en la sostenibilidad del medio ambiente es una limitación importante. Aunque la legislación española8  define prioridades para el tratamiento de estos residuos (primero reutilización, después reciclaje, valorización energética y finalmente eliminación) consideramos que no hay suficiente transparencia en los porcentajes obtenidos por cada método de tratamiento e insuficientes incentivos para la reutilización por los SIG. Por ejemplo, la incineración de placas base de PC se considera de la misma manera que el reciclaje manual de los componentes, a pesar de la liberación de sustancias químicas tóxicas a la atmósfera.

Una práctica generalizada en las organizaciones públicas y privadas es la sustitución frecuente de equipos de TIC, por lo general limitadas al período de garantía extendida (normalmente tres años). Por ejemplo, en el entorno público de investigación, una práctica común es establecer un plan de depreciación para un período de tres años. Esto minimiza los costes de mantenimiento y actualización de los equipos adquiridos con anterioridad, y trata a los equipos de TIC como bienes de consumo, que lleva a generar muchos residuos y poca o ninguna reutilización. Además, los ciclos de actualización de software comercial con funcionalidad adicionales a veces hace obsoletas de forma deliberada máquinas y programas como estrategia de venta para presionar a los clientes a comprar nuevas máquinas o programas. Las campañas de marketing de la mayoría de operadores móviles siguen promoviendo la sustitución frecuente (por ejemplo anualmente) de teléfonos móviles, incluso aunque el viejo funcione perfectamente. Por el contrario, las ofertas para la adquisición de equipos de TIC para las administraciones públicas y grandes empresas cada vez más incluyen requisitos de  eficiencia energética, gestión de los residuos y emisiones de CO2.

Una de las ONG más activas en España en torno al tema de las basura de las TIC es Greenpeace, que publica el Ranking Verde de Electrónicos.9 Al mismo tiempo, algunos grupos y asociaciones trabajan a nivel local para ayudar a cambiar los puntos de vista y prácticas. Por ejemplo, la asociación Tecnologia per a tothom o "Tecnología para Todos" (TXT)10  trabaja en concenciar a los estudiantes universitarios a asumir su responsabilidad cívica y ofrece capacitación a través de un taller de reutilización, entre otras actividades, con el apoyo del Centro de Cooperación para el Desarrollo de la Universidad Politècnica de Catalunya (UPC).11  El taller es una sesión práctica donde los participantes aprenden a reparar un ordenador. El proyecto se inició en 2003, y se celebra dos veces al año. En julio de 2009 más de 800 equipos fueron reparados, reinstalados y entregados a 102 proyectos de solidaridad. Ha pasado de seis proyectos y 20 PC en 2003, a 25 proyectos con 87 equipos en 2009.

TIC y el cambio climático

Los esfuerzos en curso hacia la comercio electrónico, la administración electrónica y, en general, el papel de las TIC en la desmaterialización de los procesos y servicios, da lugar a claras mejoras en la eficiencia, la reducción de las necesidades de viaje, la reducción de los recursos necesarios para la fabricación y la eliminación de los envases y la distribución, la transferencia y el acceso a la información sin papel (periódicos, libros, etc), y los nuevos modelos de negocio para la distribución de software, música, arte, películas y juegos.12 Los sistemas TIC también han traído una mayor eficiencia a procesos como control de tráfico en las grandes ciudades, la red eléctrica inteligente con su capacidad de uso de fuentes renovable, y la supervisión y regulación del impacto ambiental de diversas actividades humanas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su informe Hacia Estrategias TIC Verdes: Evaluación de Políticas y Programas sobre las TIC y el medio ambiente,13 publicado en 2010, es una encuesta de 92 programas e iniciativas (50 de los gobiernos y 42 de asociaciones industriales) en 22 países de la OCDE, además de la Unión Europea. Se ve en los efectos directos de las TIC (iniciativas centradas en los impactos ambientales producidos por las propias TIC) y por los efectos de las TIC (iniciativas centradas en la reducción de impacto ambiental por el uso de aplicaciones TIC). Según el anexo 1 del informe, España sigue sin abordar ninguno de estos aspectos, siendo una de los peor clasificados de la OCDE, junto con la República Checa, Grecia, Luxemburgo, México, Polonia y Turquía.

Las iniciativas de responsabilidad social corporativa se han traducido en un cierto progreso en el uso de las TIC en la lucha contra el cambio climático. Las empresas privadas, a través de la Iniciativa de Reporte Global "Global Reporting Initiative", indican avances como parte de sus actividades de responsabilidad corporativa. Un informe de 2009 de Vodafone y Accenture14 estudia las posibles reducciones de las emisiones de CO2 que permite la tecnología móvil en las siguientes industrias: las TIC (con el desarrollo de la tecnología y la conectividad necesaria), la logística y el transporte (con una logística inteligente), los servicios básicos (con redes inteligentes); sistemas de producción y gestión del mantenimiento de servicios (con fabricación inteligente), y servicios para las actividades comerciales (con la desmaterialización). 

Nuevas tendencias

La investigación, desarrollo e innovación en las áreas son señales prometedoras. Sin embargo, hay una ausencia importante de la presión del gobierno sobre los siguientes temas: financiación para nuevas iniciativas, la amortización de las tecnologías, y la normalización. Por ejemplo, el Plan Nacional de Investigación, Desarrollo e Innovación 2008-2009 no da prioridad a la financiación de proyectos centrados en las TIC y el cambio climático. Tampoco hay ninguna mención de los mecanismos de financiación para las TIC en el acuerdo de monitoreo de cambio climático entre España y las Naciones Unidas.15
El Secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Francisco Ros, dijo en 2010 que el período 2006-2009 se ha desarrollado más de 50 proyectos de investigación y desarrollo tecnológico en el ámbito de TIC y sostenibilidad, con una inversión de 110 millones de Euros, en áreas como las TIC verdes, ahorro de energía en los hogares, redes TIC, eficiencia energética y energías renovables. Sin embargo, el equilibrio - o quizá desequilibrio - entre estas áreas se desconoce.

Medidas de acción

Existe un consenso en España sobre la importancia de la gestión de la basura electrónica y el potencial de las TIC en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, mientras que el primer tema está muy establecido a pesar de sus deficiencias, el segundo suele quedar en un segundo plano detrás de argumentos sobre el uso de TIC para mejorar la productividad, la modernización y la reducción de costes. Aunque el rol de las TIC en la lucha contra el cambio climático no sea la principal fuerza impulsora para la introducción de las TIC, sí lo es el potencial para la reducción de costes y tiempo, para el aumento de la productividad, la accesibilidad y la comodidad. Por ejemplo, el proyecto de ley sobre economía sostenible, discutido en el Parlamento en la primavera de 2010, simplemente menciona la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la promoción de la responsabilidad ambiental de las empresas, y la creación de un sistema común para la compra de créditos de CO2. En la misma dirección, la Declaración Ministerial de Granada en la Agenda Digital Europea propone "explorar formas para aprovechar las oportunidades del cloud computing para obtener mejoras de productividad y eficiencia, así como beneficios ambientales especialmente para organismos públicos europeos, las pequeñas empresas y las comunidades."16 Los problemas ambientales aparecen de forma diluida y como un último elemento.

Creemos que es necesario concienciar más sobre la reutilización en lugar de la eliminación o reciclado de los equipos TIC, y dar más valor a organizaciones y empresas que hacen un buen trabajo en estas áreas. La promoción de la reutilización frente al reciclado, que suele ser más barato, precisa que los gobiernos nacionales y europeos creen nuevos incentivos y regulaciones. La responsabilidad social corporativa y las empresas que la promueven se debe destacar.

Resulta necesario un enfoque sistémico, donde varias organizaciones trabajen juntas para hacer frente al ciclo de vida completo de un producto. Incluso las numerosas iniciativas de gestión de residuos electrónicos son muy aisladas. La integración de las buenas prácticas de gestión de residuos electrónicos en las compras y el uso de las TIC es necesaria para asegurar que una correcta gestión de residuos electrónicos.

El impulso necesario proviene actualmente de organizaciones no gubernamentales, especialmente organizaciones de protección ambiental en colaboración con las ONG que tratan las TIC, el sector académico y varias empresas internacionales que ya han adoptado medidas específicas para  promover la sostenibilidad medio-ambiental. La administración pública, actualmente centrada en la crisis económica, tomará en los próximos años estos temas como resultado de ese impulso. 

1 Banco de España (2010) Resumen de los indicadores de las TIC. www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/si_1_5.pdf
2 Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones (2010)Informe del cuarto trimestre de 2009. www.cmt.es/cmt_ptl_ext/SelectOption.do?nav=publi_trimestrales
3 Basel Action Network (2010) Country Status/International Toxics Progress Report Card. www.ban.org/country_status/report_card.html
4 Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (2008) Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR) (2007-2015). www.mma.es/secciones/calidad_contaminacion/pdf/PNIR_22_12_2008_%28con_ta...
5 Gobierno de España (2010) Propuesta de Ley de Economía Sostenible. www.economiasostenible.gob.es/wp-content/uploads/2010/03/01_proyecto_ley...
6 Red Sostenible (2010) Oscurece tu Web. red-sostenible.net/index.php/Oscurece-tu-web
7 Fundación ECOTIC (2009) Memoria 2008. www.ecotic.es/files/MEMORIA%202008%20ECOTIC.pdf
8     Gobierno de España (2005). Real Decreto 208/2005 sobre Aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de los residuos. www.electrorecycling.net/docs/directivas/RD%20208-2005%20sobre%20RAEEs.pdf
9 Greenpeace (2009) Ranking Verde de Electrónicos, 15ª edición. greenpeace.org/espana
10 txt.upc.edu
11 www.upc.edu/ccd
12 de Pablo, F. (2008) Sostenibilidad en las TIC, BoleTIC, 46, p. 22-26. www.astic.es/la-asociacion/boletic/boletic-n%C2%BA-46-junio-2008
13 www.oecd.org/dataoecd/3/7/44001912.pdf
14 Vodafone and Accenture (2009) Las telecomunicaciones y el CO2: Cuantificación del papel de la tecnología móvil frente al cambio climático. www.vodafone.es/conocenos/responsabilidad-corporativa/descargas/att00015...
15 Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (2009) Quinta Comunicación Nacional ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. www.mma.es/secciones/cambio_climatico/documentacion_cc/divulgacion/pdf/5...
16 www.eu2010.es/export/sites/presidencia/comun/descargas/Ministerios/en_de...


Share this